TAIRA

01/03/20

TAIRA RODRIGUEZ

Dueña de una voz que sorprende por su potencia y con letras que atraviesan las arterias en un solo momento <br> Taira es una referente actual del rock femenino en Chile. 

En este contexto, ¿Cuál crees tu que es la labor de las expresiones artísticas en la lucha social?

Creo que en muchos casos, y no solo hoy, la labor de las expresiones artísticas tienen que ver con el registro del nivel cultural de una época y las inquietudes valóricas de un sujeto o un grupo con respecto a su realidad. En este contexto es importante que el discurso crítico tenga este nivel de soltura y holgura que está teniendo, donde no hay una hegemonía, ni valores academicistas dogmáticos. Las expresiones artísticas han tenido la labor de poner en valor estas luchas, de presentarlas en metáfora para que el pueblo las haga suyas…de hacer poesía con estas imágenes tan dramáticas es un Arte. Nos vamos dando cuenta de todo un poco más rápido, gracias a la imagen, al color, al sonido y a sus nomenclaturas. 

¿Es posible vivir de la autogestión? Sacándole provecho al arte como una fuente laboral

Claro que es posible pero creo que en este sistema es complejo. Yo soy profesora de arte, no he intentado vivir de cantar mis canciones ni mis cuadros, porque tendría que cambiar mi estética, aunque si he logrado con los años un reconocimiento, prefiero la educación para mantenerme económicamente, por algo muy personal con respecto a lo que escribo y a lo que pinto, que no lo hago para entretener ni ser famosa, sino que lo hago como una representación de mi pensamiento político en melodías y colores, formas. Sí creo que el paradigma hay que cambiarlo pronto, en todos nuestros quehaceres y que este proceso debemos irlo concientizando, valorando cada experiencia y registro de otres, también el trueque y otras formas de intercambio o cooperativismo, cambiar esta forma en que uno de lxs dos pierde, a otra en que todxs ganemos. Entiendo que para un buen futuro no debemos esperar limosnas, debemos mostrar nuevas formas para organizarse y hacer que se respeten Las Artes como parte del estudio de la verdad así como la religión y la ciencia, la alquimia universal podríamos llamarle y no como un objeto decorativo o mercantilista, el arte es infinito. 

En la historia vamos entendiendo de distintas formas una misma obra esta va más allá de su materialidad. Es un tema a tratar en asambleas y creo que mi pensamiento cambiará en torno a lo que podamos conversar con lxs colegas con respecto a ellx. Tengo amigas que viven de cantar, pero que sus derechos se ven precarizados al no estar reconocida su obra, su quehacer dentro de alguna institución, a pesar que todo valpo la conozca y admire su trabajo e hidalguía, la labor de los artistas del pueblo está muy mal reconocida y eso es indignante…por eso hay que enfrentar esta realidad y cambiarla.

¿Cuál crees es el mayor obstáculo para llevar a cabo proyectos artísticos en Valparaíso?

Un sistema competitivo de mucho compadrazgo y testigos silentes.

Eso está cambiando porque hemos perdido el miedo a los poderes y a la reactividad de los que gestionan el poder y las malas prácticas incluso como parte de un estilo de vida de las instituciones culturales, los amigues de los amigues pidiendo favores son un mal que estamos solucionando con estas emergencias de las que tanto hemos aprendido.

¿Cómo ves el ámbito artístico en comparación con otras ciudades de chile?

Creo que es difícil comparar ya que yo vivo acá  y a pesar que salgo mucho a otras ciudades, sí siento que Valparaiso es para gente brava, y me refiero a que necesitas de mucha valentía para estar aquí y resistir, hacer acción directa etc, es la ciudad con mas centros culturales concentrados del país, acá la autogestión es pan de cada día por la infraestructura de la ciudad, sus rincones y plazas, los cerros han revivido poco a poco a los casi 40 años de miedo y silencio… hoy a pesar de los miedos hemos crecido en poco tiempo. Como cantautora conocí pocas colegas a mi llegada a valpo el 2008 fue difícil encontrarnos pero lo logramos y hoy hemos obtenido poco a poco un reconocimiento a la creatividad que hemos sostenido en el tiempo, dejando testimonio del canto popular en nuestras melodías y letras. Pero la cosa ya está masificándose y falta muy poco para que Latinoamérica se empodere en sus quehaceres comunitarios para lograr que la trama quede cada vez mas unida y fuerte sosteniendo a travez del amor por el hacer en solidaridad toda la poesía que deviene de la historia en los ojos de lxs artistxs.

Según tu experiencia, ¿Cuáles son las falencias del arte en chile?

Las falencias de todo acá es el mercantilismo, la competitividad basada en malos hábitos etc la deshonestidad, son nuestrxs enemigxs siempre.

¿Cómo haces para llevar a cabo tu expresión sin que estas falencias te afecten?

Estoy en emancipación constante abierta a toda crítica escucho, respiro, aprendo, vuelvo a intentar, sin miedo a los ridículos, entendiendo cada día un poco más mi estética como parte de algo más grande y no como un todo objetual que debe ser algo. Si me falta dinero para grabar, sigo componiendo. Trato de aprender de todx lo que veo. Y sobre todo intento aprender a crecer en comunidad y no sola. 

¿Has notado una evolución en la forma en que las personas se relaciona con las expresiones artísticas?

Y si es emocionante como han pasado cosas bellas que la gente aplaude en la calle sin miedo, que ya no se sorprenden con la performance, que hoy tratan de leer los signos. Creo que mientras mas y mas cosas brillantes sucedan en la sociedad el arte como causa y consecuencia empoderará a todx el que lx rodee.

¿Cuál crees que son los obstáculos para la llegada de estas expresiones hacia un público en general?

Creo que aun los espacios para el arte deben respetar a sus artistas que colaboran gratis por mostrar su pensamiento en estos lugares comunitarios donde se vive lo que se canta. Es un proceso bipartito en el que paralelamente debemos ir creciendo aprendiendo a poner límites para dignificar nuestra labor, y ponerla en valor, en un marco de respeto pero no en la lejanía de altas tarimas (metafóricamente hablando). Si no que a la par de cualquier ser humanx.

¿Cómo llegaste a relacionarte con lo que haces?

Desde Pequeña me forme en las artes y en la política por mi familia y su historia. 

Además viví la dictadura y presencie obras de arte performáticas que mostraban lo que otrxs ocultaban con sus mismas obras siendo cómplices del silencio, eso me marcó. La obra de arte en resistencia es  lo que me pareció y me parece hasta hoy admirable e imitable. Violeta Parra, Víctor Jara, Pedro Lemebel, son parte de mi niñez y juventud el punk el rock, toda música de raíz negra, Erikah badu. Además mi hermana hizo poesía desde muy pequeña por lo que tuve bastante para digerir y filtrar para formar algo de mi criterio de mujer… Mujer ante todo, mujer artista, mis padres se separaron, vi como mi abuela trabajaba de profesora muchas horas y luego cocinaba y su salud se iba descuidando, vi como mi madre tuvo que enfrentar la mala fama por tener conductas que a un hombre se le celebraban. También sentí toda mi vida esa mirada oscura del patriarcado en nuestras cuerpxs, por lo que también decidí aprender estudiar auto educarme en todo lo que me empoderara como mujer como artista como gestora y así para cada cosa que he ido experimentando en este territorio que habito.

¿Cuál es la acogida del público con tu expresión artística?

Me encanta cantar en lugares donde soy escuchada, vivo en una toma y es por algo. No voy ni pido estar en lugares donde me siento mal o poco digna eso ha sido un proceso bien complejo porque partí trabajando como  corista y luego formamos bandas de rock con lxs amigues de la época y debíamos tocar donde había buen sonido o en bares y lugares que yo personalmente sentía bastante poco amables con nuestra labor creativa pasando el tiempo me hice solista y trabaje en bares además de centros culturales donde hacíamos eventos, y finalmente prefiero la calle, auto gestionar festivales, hacer actividades artísticas no convencionales, los centros de cultura, las poblaciones, y todx lugar donde se agite el pensamiento crítico y donde mi canto sirva para ellx.  En ese ámbito creo que ha sido gratificante como no he dejado de tocar en 20 años y de componer y de ser invitada a lindxs eventos y lugares donde pasan cosas importantes para la humanidad. Espero ahora, que viene más material que grabé, junto a las chicas de Acorde de Mujer que sacamos un compilado feminista, además de otras creaciones que están por ver la luz. Poder hacerlo llegar a todxs los lugares que en este momento conozco y donde ya sé que las personas están preparadas para respetar y escuchar algo que en la radio privatizada o en la tele será difícil que le muestren. Y para eso hay que recurrir a las radios comunitarias y a toda esta red de la que ya formamos parte muchas y muchos donde nos congregamos poetas musiques, periodistas y diferentes organizaciones también comunitarias que apoyan en nuestra obra sus actividades con el objetivo de salir adelante sin depender de un estado históricamente asesino y cómplice de la barbarie de las transnacionales.